Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
mar. 27 febrero, 01:43
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Mensaje del Director Regional de la OMS para África en el Día Mundial del SIDA 2023

noviembre 30, 2023
Noticias África

Reproducimos el texto completo del mensaje del Director Regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti, en el Día Mundial del SIDA 2023.

-“El SIDA es una de las mayores crisis sanitarias de la historia de la humanidad. En este Día Mundial del SIDA, una vez más aprovechamos la oportunidad para reflexionar sobre nuestro progreso, reconocer los desafíos que tenemos por delante y renovar nuestro compromiso de poner fin a la epidemia del VIH/SIDA.

Reconozco los enormes avances logrados en la reducción de nuevas infecciones y muertes relacionadas con el SIDA. Acojo con especial satisfacción los avances logrados en la mejora del acceso al tratamiento, incluidos los marcados avances debidos a la introducción de nuevos medicamentos, la adopción de nuevas tecnologías y la lucha contra el estigma.

Nuestra región debe seguir comprometida con el tema de la conmemoración de este año: “Dejemos que las comunidades lideren”.

Destaca el papel vital de las comunidades en la lucha contra la epidemia. Destaca la resiliencia de la comunidad, la experiencia y, sobre todo, el compromiso inquebrantable con nuestro objetivo colectivo de poner fin al sida como amenaza para la salud pública para 2030.

El liderazgo comunitario ha sido fundamental para lograr hitos notables en la lucha contra el VIH y el SIDA. Las comunidades afectadas por el VIH, incluidas las personas que viven con el virus, sus familias, amigos y activistas, siempre han estado a la vanguardia de la respuesta.

Al principio de la respuesta, cuando el mundo lo negaba, las comunidades se pronunciaron para luchar contra el silencio y el estigma. Estuvieron a la vanguardia de la lucha contra la discriminación. Ellos son quienes hicieron campaña por un mayor acceso a la terapia y la atención antirretrovirales, garantizando que nadie se quede atrás.

Mientras nos esforzamos por alcanzar los objetivos globales establecidos para 2025 y 2030, debemos continuar creando un entorno propicio para que las comunidades tomen las riendas de la respuesta al VIH. Un entorno que respete y proteja sus derechos, garantizando un acceso equitativo a servicios de alta calidad e invirtiendo en servicios integrales de prevención, tratamiento y apoyo.

Debo enfatizar el papel crucial del monitoreo liderado por la comunidad para mejorar el liderazgo comunitario en materia de VIH. Es importante reconocer que el liderazgo comunitario eficaz va más allá de la promoción y el activismo. Se trata de brindar a las comunidades las herramientas y el conocimiento para seguir su progreso y hacer que los tomadores de decisiones rindan cuentas. El seguimiento comunitario ha demostrado ser un mecanismo poderoso. Permite a las comunidades monitorear y evaluar programas, políticas y servicios relacionados con el VIH que tienen un impacto directo en sus vidas, y ayuda a identificar violaciones de derechos humanos, estigma y discriminación en entornos de atención médica, permitiendo así intervenciones y soluciones rápidas.

Reconozco que a pesar de los avances logrados, aún queda trabajo por hacer para abordar las disparidades que persisten. Reconocemos que en el futuro debemos priorizar la innovación, la inclusión y las estrategias sostenibles para llegar a quienes corren el riesgo de quedarse atrás.

Para empoderar a las comunidades para que asuman el papel de liderazgo, debemos escuchar más sus voces, reconocer su experiencia e involucrarlas en la toma de decisiones en todos los niveles. Debemos construir puentes entre comunidades, gobiernos, organizaciones de la sociedad civil y otras partes interesadas clave para fomentar asociaciones basadas en la confianza, la solidaridad y la responsabilidad compartida.

Debemos reconocer la diversidad de las comunidades afectadas por el VIH y garantizar que se implementen intervenciones adaptadas que satisfagan las necesidades específicas de las poblaciones clave, como los jóvenes y las adolescentes, los hombres que tienen sexo con hombres, las personas transgénero, los trabajadores sexuales y las personas que se inyectan drogas.

Además, debemos trabajar para eliminar las barreras restantes que impiden que las personas accedan a servicios de pruebas, prevención, tratamiento y atención. Es necesario mejorar la asequibilidad, disponibilidad y aceptabilidad de estos servicios para llegar a las poblaciones más marginadas y vulnerables.

Hago un llamado a los gobiernos, la sociedad civil, los socios para el desarrollo y todas las partes interesadas a que se unan a nosotros para empoderar a las comunidades para que asuman el liderazgo de la respuesta al VIH y se comprometan una vez más a brindarles el apoyo y la autonomía necesarios para tener éxito.

Avancemos de la mano de las comunidades y fomentemos un entorno en el que puedan conducir eficazmente a un mundo sin SIDA”.

Envío: Sarilusi Tarifa King (DGPEPWIG)
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).