Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
mar. 25 junio, 08:43
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

El oportunismo, la crisis de identidad, la traición y el antinacionalismo de algunos ecuatoguineanos

abril 10, 2020
Noticias COVID-19

Nota de prensa publicada por el PDGE, cuyo contenido reproducimos en su integridad.

-“El PDGE denuncia la intolerable actuación de una serie de ciudadanos/nas con estatus de doble nacionalidad, que en la actual triste situación de Alarma Sanitaria, han renunciado a su ciudadanía ecuatoguineana para ser repatriados fuera de nuestro país. Con su decisión estos individuos –a los que consideramos traidores- se autoexcluyen de nuestra sociedad para siempre.

Malabo, 9 de abril de 2020
Dada la excepcionalidad de la situación creada por la pandemia del coronavirus (COVID-19) que actualmente causa estragos en el mundo, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial, en el marco de las excelentes relaciones que mantiene con todos los países del mundo, y a solicitud del Gobierno de Francia, autorizó, el pasado día 7 de abril, un vuelo especial de la compañía Air France, para repatriar a algunos ciudadanos galos residentes en nuestro país.

Sin embargo, las autoridades policiales del Servicio de Fronteras del Aeropuerto de Malabo que supervisaron ese vuelo descubrieron que, entre los pasajeros, se encontraban veintitrés (23) ciudadanos ecuatoguineanos con doble nacionalidad (la de Guinea Ecuatorial y la de otro Estado), que se disponían a abandonar -sin pudor ni remordimiento- nuestro país e incluso a sus propias familias.

Las mismas autoridades se vieron tristemente sorprendidas al constatar, en el momento de proceder a la revisión de sus documentos, que dichas personas antes de abandonar nuestro país, habían procedido a RENUNCIAR OFICIALMENTE A LA NACIONALIDAD ECUATOGUINEANA, optando por la mantener únicamente la otra de que disponían.  Una formalidad requerida por los gobiernos europeos para solicitar la repatriación, y sin la cual, no podrían viajar a Europa. Es decir, en una vergonzosa e inconsciente muestra de poco sentido y falta de orgullo patrio, todos estos individuos han renunciado voluntaria e irracionalmente a su nacionalidad ecuatoguineana, para acceder a este traslado especial.

La misma situación se repitió el miércoles 8 de abril, cuando a bordo de un vuelo de la compañía aérea Ethiopian Airlines fueron repatriados otros tres (3) ciudadanos originalmente ecuatoguineanos, con una segunda nacionalidad norteamericana, quienes en un acto de inconsciencia y antes de emprender el vuelo, renunciaron a su ciudadanía ecuatoguineana.

En total, han sido 26 ciudadanos de doble nacionalidad quienes se han aprovechado de estos vuelos especiales de repatriación para salir de nuestras fronteras, habiendo renunciado para ello, y previamente, a su nacionalidad ecuatoguineana, y perdiendo legalmente, al hacerlo, su condición de hijos de Guinea Ecuatorial.

Si bien el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) respeta escrupulosamente las normas de Derecho Internacional, así como la libertad de renunciar a su propia patria, incluso en este momento de vulnerabilidad internacional y saltándose el confinamiento que el resto de la población ecuatoguineana mantiene, de forma tan responsable como solidaria, también el PDGE se ve obligado a hacer las siguientes reflexiones:

1. Resulta altamente cuestionable el comportamiento traidor y antinacionalista de estos ciudadanos/as que, ante una situación de crisis sanitaria universal, han decidido abandonar Guinea Ecuatorial, e incluso a sus propias familias, optando por marcharse a otros países, donde, según las noticias que nos llegan, se sufre una dramática situación de contagios y muertes masivas.

2.  Hablamos por una parte de individuos nacidos en Guinea Ecuatorial que han recurrido a distintos privilegios para obtener la doble nacionalidad en otros Estados. Y por otra, de ciudadanos que vinieron del exterior a trabajar a Guinea Ecuatorial en tiempos de bonanza económica y que encontraron aquí empleos que jamás hubieran hallado en sus países de origen, y a quienes entonces se concedió la doble nacionalidad.

3. Es de nuestro entendimiento que,  con su decisión, estos individuos – a los que consideramos traidores - se autoexcluyen de la sociedad ecuatoguineana para siempre.

4. Consideramos a todos ellos tránsfugas, traidores y vendepatrias, carentes de un sentimiento nacionalista real y verdadero. Oportunistas que adoptan o rechazan su nacionalidad según su conveniencia o interés; e insolidarios, que han decidido saltarse el confinamiento y abandonar a sus propias familias de Guinea Ecuatorial.

5. Conviene recordar a todos ellos que, al marcharse a países donde la pandemia COVID-19 está siendo masiva y totalmente destructora, su regreso a corto plazo a nuestra tierra supondría una absoluta imprudencia que nuestras autoridades competentes jamás permitirían para no poner en riesgo de contagio a la población. Y se les advierte que, en cualquier caso, su renuncia a la nacionalidad ecuatoguineana supone también la renuncia a los derechos y libertades constitucionales de Guinea Ecuatorial, y que a partir de ahora se verán sujetos a los mismos requisitos que las leyes exigen a cualquier ciudadano extranjero.

6. Por otra parte, las autoridades y el Pueblo de Guinea Ecuatorial, estamos tristemente acostumbrados a este tipo de personajes dispuestos a adoptar o renunciar a nacionalidades según sus maquiavélicos proyectos. Tenemos ejemplos como el del conocido golpista Severo Moto, que se ha refugiado en una doble nacionalidad durante años para proyectar planes contra el Gobierno de Guinea Ecuatorial. O como los autores del fallido intento de Golpe de Estado de 2017, los hispano-ecuatoguineanos Feliciano Efá y Julián Obama, que aprovecharon su situación privilegiada para obtener la doble nacionalidad y, finalmente, conspirar contra el Gobierno de la Nación. Este tipo de ciudadanos y sus actuaciones nos llevan a sospechar si en realidad, estos detentores de dobles nacionalidades podrían ejercitar un servicio de espionaje en beneficio de otros países, y consecuentemente, ser traidores a la causa de nuestra patria.

7. El Gobierno de Guinea Ecuatorial ha decretado, desde hace semanas, el Estado de Alarma Sanitaria, que incluye la limitación de los vuelos internacionales, y la adopción de una serie de medidas de prevención y control del COVID-19 para garantizar la salud de la población. Hasta ahora estas medidas han sido eficaces, ya que tenemos un número de infectados muy escaso (18 personas, 9 en la Región Insular y 9 en la Continental), y ningún fallecimiento. Por estos buenos resultados, el Gobierno de Guinea Ecuatorial mantendrá esta alarma sanitaria el tiempo adecuado que se requiera, porque lo más importante es evitar que la pandemia se extienda y cause una fuerte mortandad entre la población, tal y como está sucediendo en otras latitudes.

El pueblo de Guinea Ecuatorial va a superar esta situación de alarma y, una vez finalizada esta fase, nuestro país continuará en la misma línea de trabajo, desarrollo, construcción y evolución económica de los últimos años, que ha dado y dará trabajo a mucha gente. Una situación de la que ya no podrán disfrutar estos falsos compatriotas que, en este momento difícil para todos, salen huyendo de nuestras fronteras y que, estamos seguros, más temprano que tarde desearán regresar.

El PDGE apela a la conciencia de otros ciudadanos que se pudieran dejar arrastrar por esos enemigos de la patria, dado que tal actitud antinacionalista y evasiva no debería ser la postura para adoptar en estos momentos de Alerta Sanitaria nacional y mundial”.

Fuente: Departamento de Prensa del PDGE
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).