Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
vie. 14 junio, 12:49
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Mensaje Oficial del Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial ante la reunión de la UNESCO sobre la polémica suscitada por Premio Unesco-Obiang Nguema Mbasogo

junio 14, 2010
Noticias Gobierno Presidencia

Ante la reunión programada para el próximo 15 de junio en la sede de París de la UNESCO, para estudiar la polémica suscitada por algunas organizaciones internacionales en torno al premio UNESCO-Obiang Nguema Mbasogo, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial desea enviar un mensaje a esta organización y, en general, a todo el mundo.

La polémica suscitada con este Premio, ofrecido generosamente y con la mejor de las intenciones por el Presidente de la República de Guinea Ecuatorial para la contribución al avance de la ciencia y de la investigación, es un indescriptible desprecio no sólo a todo nuestro país, sino también a todo el continente africano.

Desde Guinea Ecuatorial esperamos que la UNESCO no responda ni avale a estas organizaciones, algunas de ellas completamente ajenas a nuestro país y a África, que se han “apuntado al carro” de esta polémica con el único fin de hacerse promoción a costa del escándalo.  
Este lamentable capítulo vuelve a hacernos revivir la desconfianza generada en el pueblo africano durante siglos de esclavitud y  colonialismo. Desde Guinea Ecuatorial intuimos que, detrás de la polémica suscitada por la generosa ayuda ofrecida por nuestro Presidente a la ciencia y a la investigación, se esconde en realidad la intención de determinadas instituciones y lobbies occidentales de seguir relegando a un país africano a una situación de inferioridad.  
En otras palabras, consideramos que esta polémica esconde y demuestra la actitud racista, prepotente y neocolonialista de lobbies que no desean que los africanos seamos capaces también de poseer riqueza, e incluso de compartirla, y de posicionarnos a la misma altura que cualquier otro gobierno occidental. Resulta evidente que, para todas estas organizaciones, el pueblo de Guinea Ecuatorial no es digno de compartir su riqueza ni siquiera para fomentar la ciencia y la investigación. 
Durante siglos, el “tratamiento” que el mundo Occidental otorgó a los africanos fue el de esclavos: simples bestias a las que explotar. Siglos después, el “tratamiento” occidental hacia los africanos fue el de seres incivilizados a los que robar sus recursos y colonizar. Entonces los occidentales, especialmente los europeos, que acudieron al continente impartieron al hombre africano sus normas para ser “civilizados”.
Resulta triste constatar cómo, en pleno siglo XXI, determinados lobbies e instituciones internacionales nos siguen insultando y tratando como bestias no civilizadas porque en un pequeño país, abandonado y olvidado hasta que ha habido petróleo, aún no hemos sido capaces de evolucionar al mismo ritmo que Europa, en cuanto a las libertades y la gestión de la democracia. Y ello, pese a ser mundialmente conocido que nuestra evolución ha estado mermada, precisamente, por estos siglos pasados de esclavitud y colonialismo.
Nos parece igualmente penoso que algunos africanos, instalados en occidente, donde apenas disfrutan de la ventajas de un mundo más rico, pues muchos de ellos viven en peor miseria y discriminación que los que hubieran conocido en sus propios países de origen, apoyen y encabecen este tipo de polémicas que humillan y ensucian el nombre de nuestro pueblo y el de África entera. Eso, sin olvidar el hecho de que la mayoría de los que así se comportan, siquiera han estado en nuestro País, y sólo lo hacen “para seguir la corriente”, para constituir esa “masa autómata” en la que el occidente les ha convertido. 
Gracias, precisamente, a la libertad y el desarrollo social y económico que estamos viviendo actualmente en Guinea Ecuatorial, somos capaces de detectar, denunciar y rechazar estas campañas de acoso, que bajo la supuesta protección de los derechos humanos, no dejan de esconder nuevas y modernas maneras de calificarnos ante la comunidad internacional como  “seres incivilizados”, para mantener la preponderancia sobre nuestro pueblo, humillarnos y con el propósito final de seguir ejerciendo un dominio sobre nosotros.
Por este grave y escandaloso motivo, desde Guinea Ecuatorial volvemos a solicitar a la UNESCO, a los medios de comunicación y a todas las instituciones occidentales serias y con auténticas buenas intenciones, que no colaboren con estos lobbies racistas, ofensivos, prepotentes y colonialistas.
Aludimos a las propias declaraciones que el Presidente de Guinea Ecuatorial, S. E. Obiang Nguema Mbasogo al respecto de que “sabemos que el Gobierno de Guinea Ecuatorial comprende que está lejos de la perfección, y que aún queda mucho trabajo para mejorar la vida de su pueblo. El premio UNESCO es parte de este trabajo”.  En efecto, sabemos que en Guinea Ecuatorial aún tenemos mucho que aprender para continuar con el auténtico desarrollo de este país. Pero somos más conscientes aún de que no tenemos nada que aprender de estos grupúsculos y lobbies de quienes sólo recibimos, continuamente, desprecios, insultos y descalificaciones.  
Sin embargo, el Gobierno de Guinea Ecuatorial sigue confiando en la colaboración continua que las organizaciones internacionales como PNUD, UNESCO, UN, FMI, BM, etc, han aportado desde hace décadas a nuestro país, y esperamos que este capítulo no sirva para enturbiar esta confianza y apoyo. 
Solicitamos también de los responsables de la UNESCO que tengan en cuenta un aspecto tan de sentido común como la necesidad de no mezclar  los asuntos de política, en los que el Gobierno de Guinea Ecuatorial, como participante activo de la comunidad internacional interviene, debate y es supervisado mediante instituciones como Naciones Unidas, con el desarrollo de la educación, la ciencia y la investigación, que debe ser la prioridad concreta de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), y el objeto final al que va destinado este premio.
Firmado
El Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial