Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
dom. 26 mayo, 13:46
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

La fiesta de los Premios UNESCO-Guinea Ecuatorial en París

julio 19, 2012
Noticias Gobierno

La ceremonia de entrega fue una auténtica fiesta con el sabor de Guinea Ecuatorial. Los galardonados dieron las gracias, tanto a las instituciones como al pueblo ecuatoguineano, y también a la UNESCO, por la enorme contribución que este premio supone para el desarrollo de la ciencia y la aportación a la mejora de la vida de muchas personas. El Vicepresidente Primero, Ignacio Milam Tang, recordó el espíritu generoso de nuestro país, demostrado en otras muchas contribuciones semejantes, al margen de las campañas de polémicas políticas que se han organizado en torno a un premio que, no solo no hace daño a nadie, sino justo lo contrario.

La sede de la UNESCO se vistió ayer con los colores, el espíritu, la alegría y la cultura de Guinea Ecuatorial. Resultaba realmente emocionante ver por los pasillos del edificio a Piruchi, a Anfibio, a los ministros del Gobierno y a tantas personas amigas de nuestro país, que realmente disfrutaron de una velada emocionante y con sabor a fiesta. 

Por la mañana, en una de las salas del edificio, se desarrolló un intenso debate en el que participaron algunos de los ministros, como la Delegada de Cultura y Turismo -Guillermina Mekuy- o la Ministra de Educación y Ciencias, María del Carmen Ekoro, entre otros. Todos ellos expusieron algunos de los datos de la realidad y el desarrollo que actualmente vive la República de Guinea Ecuatorial. 

A partir de las cuatro de la tarde, todo el mundo estaba preparado, en la gran Sala 1 del edificio, para compartir el momento -muy emotivo para los ecuatoguineanos presentes- de entrega de premios a los tres científicos galardonados; los tres con interesantísimos trabajos que suponen una gran contribución a la humanidad, y que beneficiarán especialmente a la gente de los Estados más pobres y abandonados del mundo. 

La ceremonia de entrega de los galardones se caracterizó por el espíritu festivo y alegre, y por la ausencia total de cualquier tipo de controversia. Fue, en esta ocasión, el Director Adjunto de UNESCO, Getachew Engida, quien dirigió el acto, recordando, desde el principio, el aliento fundamental de este premio: promover el acceso a la cultura, la educación y la ciencia; lo cual es, al mismo tiempo, el objetivo principal que define el trabajo de la institución. Posteriormente, presentó a los galardonados, que acudieron a recoger su premio. 

El primero de ellos fue el egipcio Maged Al-Sherbiny, por sus investigaciones en la búsqueda del tratamiento para el virus de la hepatitis C, quien además de explicar brevemente su trabajo, declaró que: “Es una gran alegría poder ser galardonado con este premio; me conmueve que un país africano como Guinea Ecuatorial apueste por la ciencia, y por apoyar a un premio interracial. Como africano, estoy muy orgulloso de ser africano, árabe y egipcio. Tenemos que aunar esfuerzos para mejorar la calidad de vida de quienes compartimos el continente africano. Estoy convencido de que estos premios contribuirán a que en África se progrese en mayor medida. Gracias a la UNESCO y a Guinea Ecuatorial”.

Por su parte, la doctora Rossana Arroyo, de México, que ha sido seleccionada para el premio por sus trabajos sobre dos importantes enfermedades parasitarias, la amebiasis y la tricomoniasis, comenzó diciendo que: “en honor a la República de Guinea Ecuatorial voy a hablar en mi idioma, el español. Para mí, es un placer recibir este premio como reconocimiento al trabajo que venimos desarrollando en beneficio de la salud de las mujeres que padecen una enfermedad de transmisión sexual, que es de las más comunes en el mundo, y que afecta a hombres y mujeres. Una de sus mayores problemáticas es que no hay un diagnóstico adecuado y puede no tener síntomas. Parte del trabajo que hemos desarrollado ha sido el de estudiar este microorganismo, y en el camino de este estudio nos hemos encontrado moléculas que nos permiten utilizarlas como blanco para el diagnóstico. Nuestra contribución a la salud de las mujeres es obtener un nuevo método de diagnóstico no invasivo, que permita detectar a las mujeres que desconocen que están infectadas para que puedan tratarse”.

Por su parte, el tercer galardonado, el doctor Félix Dapare Dakora, de Sudáfrica, premiado por sus investigaciones en el campo de la agricultura sostenible, comenzó valorando el carácter específico y positivo del Premio UNESCO-Guinea Ecuatorial: “A menudo tenemos la mirada puesta en los Oscars de California, porque no hay premios así para los científicos; pero yo no podía saber que un día iba a recibir un premio de esta índole. Gracias al Presidente, al pueblo y al Gobierno de Guinea Ecuatorial por hacer realidad este sueño”. El sudafricano extendió igualmente su agradecimiento a la institución y explicó largamente su proyecto sobre alimentos con nutrientes beneficiosos para la salud humana, que incluso pueden prevenir enfermedades. “Quiero agradecer a la UNESCO, al Gobierno y al pueblo de Guinea Ecuatorial porque lo que se está haciendo es inyectar nueva energía para permitir que se lleve a cabo mi trabajo”.

El Vicepresidente Primero del Gobierno, Encargado de los Asuntos Presidenciales, Ignacio Milam Tang, en su discurso, manifestó que: “Constituye un enorme privilegio asistir y tomar la palabra en este solemne acto de trascendencia humana, en representación del Jefe de Estado de la República de Guinea Ecuatorial. Esta iniciativa, exenta de toda ostentación y personalismo, conlleva un significado mensaje de solidaridad del pueblo de Guinea Ecuatorial, el cual muestra su sensibilidad a las circunstancias que hacen vulnerable a otros seres humanos”. Milam Tang recordó que el único objetivo del premio era “mejorar la vida de los seres humanos”, especialmente en situaciones como pandemias y enfermedades. 

El Vicepresidente también hizo alusión al carácter solidario que caracteriza al pueblo de Guinea Ecuatorial, que ha realizado numerosas contribuciones de forma desinteresada, en situaciones de catástrofes y necesidades, y dijo que este galardón, propuesto por el Jefe del Estado, S. E. Obiang Nguema Mbasogo, no es sino un ejemplo de la mano tendida de Guinea Ecuatorial al resto del mundo. 

También se refirió a la polémica suscitada por la creación del premio, recordando que estaba exenta de cualquier carácter político y felicitó a la dirección de la UNESCO y a la comunidad internacional por su aprobación. Su discurso culminó con las felicitaciones a los tres científicos galardonados. 

Después de la ceremonia de entrega, la Sala 1 de la Unesco se convirtió en un alegre y animado escenario, con la actuación de algunos de los más importantes artistas de Guinea Ecuatorial: Piruchi, Anfibio, Brígida y el Ballet Ceiba, que hicieron aplaudir y hasta bailar a todos los presentes.

Texto: Inés Ortega.

Fotos: María Rodríguez.

Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial.

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).