Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
dom. 16 junio, 06:11
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Histórica ceremonia de investidura del Presidente Obiang Nguema Mbasogo

diciembre 09, 2009
Noticias Presidencia

En una solemne ceremonia celebrada ayer, martes 8 de diciembre en la ciudad de Bata, S. E. Obiang Nguema Mbasogo juró su cargo como Jefe del Estado de la Nación durante los próximos siete años, tras su victoria en las elecciones presidenciales que se celebraron el pasado día 29 de noviembre. África fue la gran protagonista de esta ceremonia, tanto por la gran cantidad de Jefes de Estado y personalidades del continente que asistieron a la misma, como por el discurso de marcado corte africanista del Presidente. Conseguir los objetivos del Plan de Desarrollo Horizonte 2020 es el reto principal para el Presidente.

La jornada de la investidura se inició por la mañana con la celebración de un acto religioso que se llevó a cabo en la Catedral y que estuvo oficiado por el Obispo de Bata,  Monseñor Juan MatogoOyana. El Presidente asistió al oficio, amenizado por cánticos tradicionales religiosos,  acompañado por la Presidenta de Liberia, Ellen Jonson Sirleaf y por el mandatario de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo.  

El acto del nombramiento en sí comenzó a partir de las 10,00 de la mañana, cuando los Jefes de Estado y de Gobierno invitados, así como las numerosas delegaciones de otros países que acudieron al mismo, fueron llegando al Palacio de Congresos y Conferencias de Ngoló, en el centro de la ciudad. La gran cantidad de personalidades de África marcó el carácter de la ceremonia, que contó con la presencia de cientos de asistentes. Entre las personalidades asistentes se encontraban el Presidente de Ghana, John Evans Atta Mills;  Presidente de la República de Chad, Idriss Déby; Primer Ministro de Camerún, Philémon Yang; Presidente de Togo, Faure Gnassingbé; Presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza; Presidenta de Liberia, Ellen Johnson Sirleaf; Presidente de Sao Tomé, Fradique de Menezes; Presidente de Centroafrica, François Bozize; Presidente de Congo Brazzaville, Denis Sassou-Nguesso, además de representantes de los gobiernos de Libia, Senegal, Benin, Sudáfrica, Nigeria, Marruecos, etc.
 
Por problemas de agenda, no acudieron los Presidentes de Gabón, Alí Bongo,  ni de Sudáfrica, Jacob Zuma, pese a las excelentes relaciones que mantienen ambos países con Guinea Ecuatorial, y las recientes visitas de estos dos mandatarios, que enviaron a altas personalidades de su Gobierno.
 
Además de los países africanos, gran parte de estados del mundo tuvieron protagonismo en el evento, y fueron meticulosamente mencionados por el maestro de ceremonias. El Gobierno francés, en representación del Presidente Nicolás Sarkozy, envió a Alan Joyandet, Secretario de Estado de Cooperación y Francofonía. Por parte de España, junto con el recientemente nombrado embajador Manuel Gómez-Acebo Rodríguez-Spiteri, también acudió, en representación del Gobierno,Carmen de la Peña, directora general de Política Exterior para África. Estuvieron presentes los embajadores de China, Japón, Corea, Cuba, Alemania, Brasil, etc; junto con representantes de Naciones Unidas, Unión Africana, Comunidad Económica y Monetaria del África Central, etc.
 
El acto se inició con la lectura del Presidente del Tribunal Constitucional de Guinea Ecuatorial, D. Francisco Javier Engomo Mbogono, del acta completa sobre el desarrollo del proceso electoral conforme a la legislación vigente, y la victoria del candidato Obiang Nguema Mbasogo por parte del Partido Democrático de Guinea Ecuatorial. Posteriormente, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia invitó a S. E. Obiang Nguema Mbasogo a prestar el juramento de honor de su nuevo cargo, tras lo cual el Presidente de la Cámara de los Representantes, Don Ángel Serafín Seriche Dougan, le impuso el Gran Collar de la Orden de la Independencia.
 
 
Continuismo proactivo
 
En el principio de su discurso de investidura Obiang Nguema Mbasogo volvió a felicitar al pueblo de Guinea Ecuatorial por su madurez política y por la forma democrática y pacífica en la que se había comportado en las pasadas elecciones, y se dirigió a los invitados de otros países para expresarles su alegría por compartir un evento feliz para todo el pueblo. El Jefe del Estado expresó su intención de mantener un ”continuismo proactivo” en su nuevo gobierno, para seguir impulsando todos los cambios y transformaciones que había iniciado el país con el fin de alcanzar las metas propuestas en el Plan de Desarrollo Horizonte 2020: “Nuestro objetivo es conseguir alimentos para todos, salud para todos, educación para todos, viviendas para todos, electricidad para todos, agua potable para todos, carreteras para todos y todo aquello que necesite el pueblo”. El objetivo de convertir a Guinea Ecuatorial en un país emergente antes de la fecha mencionada ha sido una de las ideas más repetidas por Obiang Nguema Mbasogo, tanto durante la campaña como después de su elección. El Presidente también hizo alusión a otro concepto en el que ha insistido en los últimos meses: la necesidad de potenciar a los sectores más sensibles del país: los jóvenes sin formación y las mujeres. Para ello –indicó- impulsaría el proyecto de fomentar los centros de formación profesional existentes en la actualidad, y crear otros nuevos en los que pudieran cursarse carreras técnicas y especialidades como mecánicos, cocineros, pescadores o agricultores.
 
“África no debe aceptar injerencias en su soberanía”
 
A nivel internacional el continuismo en las acciones de gobierno se centrará en fortalecer las relaciones y la amistad con todos los países y organismos internacionales en aras de conseguir una mayor integración, paz y estabilidad Mundial” dijo igualmente el Presidente. Obiang mencionó que se mantendría la política de buena vecindad con los países vecinos y envió diversos mensajes al continente africano para luchar por sí mismo, para solucionar sus problemas.
 
África debe asumir por sí misma los retos de las contingencias que se presenten. En ese contexto, los diferentes estados africanos, sin renunciar a la cooperación con otros continentes, deben asumir el protagonismo y la solución de los problemas africanos. La paz y la estabilidad del continente no deben depender de la intervención extracontinental. Las guerras en países africanos pueden ser resueltas por los africanos.”
 
“Sin embargo, observamos con gran disgusto el hostigamiento de algunas instituciones extranjeras contra gobiernos africanos calificados constantemente como dictaduras y violadores de los derechos humanos cuando la buena gestión son notablemente visibles en beneficio de los pueblos afectados. Es más, desde algunas organizaciones internacionales se nos imponen políticas a los gobiernos de los estados africanos, que con el pretexto de promover la integración mundial de las naciones, que en realidad oculta la pretensión de injerir en la soberanía y en la independencia de los estados que África debe rechazar.”
 
Tras la ceremonia se celebró un almuerzo oficial para todos los presentes. Los invitados también asistieron por la noche a un Banquete de Estado en el Palacio África.