Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
lun. 22 abril, 14:53
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

El Jefe de Estado inicia en la isla de Bioko la última etapa de su gira por toda la República

septiembre 06, 2011
Noticias Presidencia

Los habitantes de la ciudad de Malabo se concentraron el pasado domingo día 4 en el estadio de fútbol de Malabo para recibir al Presidente de la República, quien estuvo acompañado por su esposa, Constancia Mangue de Obiang. Ésta ha sido la primera cita de la segunda parte de la gira que el Presidente lleva a cabo para explicar y presentar la nueva reforma constitucional.

La población malabeña empezó a congregarse en el estadio de Malabo desde el mediodía del domingo 4 de septiembre para recibir al Presidente de la República, S. E. Obiang Nguema Mbasogo, acompañado de su esposa Constancia Mangue de Obiang. El encuentro con la población malabeña forma parte de la gira que el Jefe del Estado está llevando a cabo para dar información sobre las nuevas reformas constitucionales de Annobon que, en un futuro no lejano, serán sometidas a referéndum.  

Tras su llegada al aeropuerto de Malabo, la pareja presidencial se dirigió directamente al estadio, donde el público asistente le propició un grato recibimiento. Tras la intervención inicial de la alcaldesa, María Coloma Edjang, tuvo lugar la del Ministro de Obras Públicas e Infraestructuras, Demetrio Elo Ndong Nsefumu, para informar sobre las obras que acomete actualmente el Gobierno en la ciudad de Malabo y las recientemente inauguradas, como la nueva sede del Ministerio de Defensa Nacional.

El evento también sirvió para la simbólica puesta de la primera piedra de nuevos proyectos en la ciudad, entre ellos los siguientes: obras para la captación de agua potable en la ciudad de Malabo en el río Tiburones; construcción de la sede del Ministerio de Hacienda; construcción de la sede del Ministerio de Información; construcción y rehabilitación del barrio de Lampert; asfaltado de calles de Malabo y construcción de un Centro de Transfusión Sanguínea. El costo total de estas obras superará los 190.000 millones de francos cefas (unos 290 millones de euros).

Por su parte, el Presidente de la República, S. E. Obiang Nguema Mbasogo, al comienzo de su discurso, dirigió un saludo de paz, tranquilidad y armonía a todo el país y, en particular, a la población malabeña, agradeciendo el recibimiento de que había sido objeto junto a su mujer. A continuación, recordó que la paz es la condición que más ayuda a que el Gobierno pueda acometer las grandes transformaciones que hoy se viven en Guinea Ecuatorial: “Si estuviéramos en una situación conflictiva no seríamos capaces de desarrollar estas transformaciones, por eso la paz es un elemento que todos debemos preservar a fin de que nuestros compromisos de cara al horizonte 2020 se puedan cumplir”, dijo el Presidente.

En un momento de su discurso, el Jefe de Estado pidió que “cada persona aporte su granito de arena para lograr el bien común”; pero también lamentó que muchos ecuatoguineanos siguiesen viviendo en una época que pertenece a veinte años atrás. Por ello, S. E. Obiang Nguema Mbasogo apeló “al esfuerzo moral de cada uno para alcanzar el mismo nivel que corresponde al desarrollo material de nuestro país”.

No debemos olvidar la historia de nuestro país que, antes de que fuera una nación, sufrió la esclavitud, la mayor violación de derechos humanos. También hemos sufrido la colonización, que fue un régimen desastroso que llevó a la devastación de nuestros recursos naturales. Nuestros líderes lucharon para obtener la independencia, pero los primeros once años de la misma también fueron pésimos, debido al Gobierno dictatorial”, continuó el Jefe del Estado, que concluyó este repaso a la historia diciendo que, con la actual prosperidad, mucha gente se había olvidado del pasado. El Presidente también criticó a algunos funcionarios y miembros del Gobierno que no hacen cumplir la ley, y les invitó a erradicar los malos comportamientos para lograr “una convivencia social equitativa y el respeto hacia los demás, fuese cual fuera su escala social, para que de esta manera perdure la paz”.

“A veces la gente cree que la paz es la ausencia de la guerra, cuando hay una falta de confrontaciones bélicas; pero hay otra paz que es más importante, y es la paz de la convivencia social. Cuando la gente no recibe la libertad y los derechos que les corresponden, la gente no vive en paz, vive en una guerra social”.

El Presidente también habló sobre las reformas de la Constitución, afirmando que las mismas “vienen a reforzar a la actual Carta Magna mediante la creación de un Senado y un Consejo Económico que se encargará de fiscalizar la manera de utilizar los recursos; también se creará la figura del Defensor del Pueblo, que podrá fiscalizar la actuación de jueces y miembros del Gobierno y un Tribunal de Cuentas”. El Jefe de Estado, igualmente, recordó que las reformas limitarán el periodo de mandato para el Presidente de la República a dos ejercicios de siete años como máximo.

Texto y fotos: Clemente Ela Ondo Onguene.

Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial (D. G. Base Internet)