Guinea Ecuatorial Press quiere enviarle la actualidad informativa en su dispositivo

No gracias
Aceptar
mié. 24 abril, 14:14
Español
Español
Inglés
Francés
Portugués

Comunicado del Ministerio de Información, Prensa y Radio

marzo 26, 2013
Noticias Gobierno

Con respecto al lamentable y esperpéntico artículo "La extorsión de los Obiang", escrito por José María Irujo y publicado en el diario español El País, el 24 de marzo de 2013, el Gobierno de Guinea Ecuatorial, a través del Ministerio de Información, Prensa y Radio, desea recordar que el autor ya ha sido demandado en anteriores ocasiones por informaciones falsas. Publicamos el comunicado íntegro enviado por el Ministro de Información y Portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial, con motivo de tal artículo.

Con respecto al lamentable y esperpéntico artículo "La extorsión de los Obiang", escrito por José María Irujo y publicado en el diario español El País, el 24 de marzo de 2013, el Gobierno de Guinea Ecuatorial, a través del Ministerio de Información, Prensa y Radio desea comentar:

El autor de dicho artículo ya ha sido demandado, y condenado judicialmente, por esperpentos llenos de difamación e informaciones falsas aparecidas en otros escritos similares, relacionados con Guinea Ecuatorial. Lo que nos sorprende es que el periódico El País, cuya línea editorial viciosa y torcida es harto conocida en lo que concierne a Guinea Ecuatorial y sus dirigentes, mantenga las puertas abiertas a este autor, cuya falta de rigor ya ha sido demostrada en los tribunales, y revela la falta de ética y seriedad de este medio, que gravita y deambula últimamente en el escenario mediático internacional, sin rumbo alguno, intentando hacerse un pequeño nombre a expensas de nuestro  País. 

Por lo demás, el artículo en cuestión, como suele ser normal en este autor, está plagado de incorrecciones, opiniones "anónimas" y  argumentos difusos y novelescos, procedentes de opositores políticos. Como es habitual, el autor realiza acusaciones a personalidades, sin ningún tipo de fundamento ni demostración posible. Aunque no deja de ser sorprendente e irrisorio que, mientras su País, España, se encuentra gangrenado por la peor de las corrupciones de toda Europa -que le ha hundido en una de las mayores crisis de su historia, hecho que lamenta profundamente el Gobierno de Guinea Ecuatorial, guardando debido respeto a todas las capas de la sociedad española implicadas-, el periodista de El País pretenda, a través de pseudo-empresarios "buscavidas y trotamundos", que siguen creyendo que nuestro País es su "colonia de explotación", dar lecciones de honestidad a nuestra sociedad. 

Piensa el Gobierno de Guinea Ecuatorial que no puede ser más poco profesional y falto de seriedad esta infantil actitud, y ante la sociedad ecuatoguineana no hace sino producir cierta hilaridad en los ciudadanos, en consideración de la "ceguera" interesada de ese individuo. 

En la actualidad, trabajan en Guinea Ecuatorial cientos de empresas procedentes de todos los países del mundo: americanas, chinas, francesas, egipcias, brasileñas, españolas, etc. y su seriedad hace que sus actividades se desarrollen normalmente. De hecho, el Gobierno de nuestro País, en el enorme desarrollo que se vive en la actualidad, tiene suscritos miles de contratos con empresas de todo el espectro internacional, y en todos los ámbitos: construcción, ingeniería, comunicaciones, sanidad, educación, energía, etc… 

Por ese motivo, Guinea Ecuatorial es, en la actualidad, foco de continuadas visitas de empresarios de todo el planeta, que vienen buscando las enormes posibilidades de trabajo que ahora mismo abundan en nuestro País y que hacen de él el ejemplo alabado del despegue económico. Es evidente que los centenares de empresas instaladas en nuestro País, que renuevan contratos año tras año con nuestras instituciones, pueden suscribir una realidad totalmente contraria a la expresada aquí, dependiendo de la seriedad con que cumplen sus obligaciones contractuales.

Como sucede en cualquier país del mundo, en Guinea Ecuatorial las transacciones comerciales en algunos de los casos no llegan a buen puerto para algunas de las partes; exactamente lo mismo sucede en España, donde, en la actualidad, las noticias negativas sobre sus empresas, bancos y corporaciones en general, pueden leerse en los periódicos de todo el mundo. 

En definitiva, el hecho de que haya problemas entre socios en algunas transacciones empresariales -auténtico foco del artículo- no es en absoluto exponente de la realidad empresarial ecuatoguineana. Eso lo sabe bien, de hecho, la enorme cantidad de empresas españolas que, debido a la crisis económica de su País, han encontrado en Guinea Ecuatorial una oportunidad económica que no tienen en España.

Las declaraciones de algunos de los pocos empresarios reales que aparecen en este artículo, demuestran, precisamente, que ellos han sido los primeros en librarse a comportamientos y actitudes de extorsión y chantaje, en vez de trabajar a través de auténticos conductos oficiales y jurídicamente establecidos. 

La falta de objetividad y de verdadero sentido empresarial de muchos hombres de negocio españoles, su ambición y prisas por "hacer dinero fácil", y su retorcida mentalidad de "marchantes de baja estopa", les lleva a intentar realizar acciones de este tipo para que se les abran las puertas de la inversión en Guinea Ecuatorial. 

De hecho, en nuestros idiomas africanos no existe la expresión "corrupción" que fue exportada a África por las colonizaciones europeas, y a Guinea Ecuatorial por España, concretamente, al igual que fue exportada también la actitud de la especulación, novedosa hasta hace bien poco para el africano. 

Sorprende muy negativamente al Gobierno de Guinea Ecuatorial que sean, precisamente, empresas españolas las que vienen a nuestro País, no a intentar invertir y ganarse seria y honestamente su dinero, sino, para burla y risa de los de otras nacionalidades -que sí demuestran sentido empresarial serio- y para dedicarse a cubrir sus carencias con la invención de rocambolescos escenarios de intrigas. 

El Gobierno de Guinea Ecuatorial prefiere no referirse a las alusiones estúpidas y reveladores de total falta de profesionalismo y ética, que hace el periodista -por personas supuestamente interpuestas- del Jefe del Estado ecuatoguineano, su familia y otras personalidades del Pais, pues su sentido de ética política y la simple educación no le permite seguir esta infantil conducta con respecto a la clase política y dirigentes españoles que, como lo sabe bien el periódico El País, no son, precisamente el ejemplo a seguir, pero cuya personalidad y condición se prefiere respetar en Guinea Ecuatorial. 

El Gobierno anima a las empresas de todo el mundo que trabajan en Guinea Ecuatorial, a seguir con la colaboración conjunta y a todos los posibles empresarios interesados en invertir en nuestro país, a que conozcan la realidad de Guinea Ecuatorial desde dentro, y no a través de la trasnochada visión de un medio igualmente caduco e interesado. 

Finalmente, el Gobierno reitera a los representantes de las empresas la recomendación de emprender sus actividades en nuestro País, respetando todas las pautas de seguridad jurídica y garantía empresarial necesarias no sólo en Guinea Ecuatorial, sino en cualquier lugar del mundo. 

Firmado:

Agustín Nze Nfumu
Ministro de Información, Prensa y Radio
Portavoz del Gobierno de Guinea Ecuatorial