Presidencia Cierre de la Cumbre Sullivan en Sipopo El jueves 23, a primera hora de la tarde, con los discursos de John A. Kufuor, expresidente de Ghana y de S. E. Obiang Nguema Mbasogo, se dio por clausurada la IX Cumbre de la Fundación Sullivan celebrada este año en Malabo. El Presidente realizó un discurso marcadamente africanista: “África, que ayer fue vilmente despreciada, ha iniciado la era de su renacimiento”.

24/08/2012

La sesión del jueves 23 se inició con la continuación de distintas alocuciones gubernamentales, comenzando por la de Al-Hassan Contech, embajador de Liberia, y siguiendo con las de representantes de Mali y de la Comisión de la Unión Africana.

Pero lo más importante de esta última jornada fue el cierre, que se desarrolló el mismo día por la tarde, con las palabras iniciales del expresidente de Ghana, John A. Kufuor, quien recordó que “debemos tener confianza en los trabajos que estamos llevando a cabo en nuestros continentes. El compromiso demostrado por nuestra madre tierra ha sido espectacular, y les pido que se traduzca en acciones prácticas; que seamos como misioneros por la causa africana. A los visitantes de la diáspora presentes en la cumbre, les pidió que “ustedes, en su país, puedan difundir las grandes oportunidades de inversión que ofrece África, para que otros hermanos puedan volver como peregrinos a la tierra de sus ancestros. Cualquier apoyo para el lema «África se levanta» será bienvenido”.

Kufuor también dedicó una amplia parte de su discurso a Guinea Ecuatorial y a la hospitalidad del Presidente Obiang Nguema Mbasogo, y manifestó, entre otras cosas, que “Guinea Ecuatorial está dando un salto enorme frente a otros países del continente”.

También habló el Primer Ministro de Suazilandia, Barnabas Sibusiso Dlamini, que se dirigió a los presentes para realizar una semblanza sobre el resultado de esta cumbre y dedicó, además, un recuerdo hacia el creador de la fundación, el reverendo Leon H. Sullivan.

Manuel Pinto da Costa, Presidente de Santo Tomé y Príncipe, por su parte, habló de un renacimiento de África: “En nuestras manos está hacer que el siglo XXI sea el siglo de África y de los africanos. La crisis económica internacional y los conflictos que subsisten en ciertas partes del continente, y que afligen grandes capas de la población, son grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra madre África; y habrá que mostrar soluciones, frente a las dificultades que persisten. África ya tiene suficientes instrumentos para poder avanzar de forma global“.

“Ha llegado el momento de no dejarnos llevar por la inercia de los dictados”, dice Obiang Nguema Mbasogo.

Finalmente, el Presidente ecuatoguineano, cerró el evento con su discurso, agradeciendo la presencia de los jefes de Estado, de los representantes gubernamentales y de las delegaciones venidas de todo el mundo. Respecto a las críticas sobre la organización de la cumbre, el Presidente dijo: “Estas críticas deben servirnos de estímulo para acrecentar más nuestra fuerza moral, a fin de no retroceder en nuestro combate, porque de lo que se trata es de la defensa de nuestros ancestros: los padres fundadores de los Estados africanos y los líderes de la diáspora que sacrificaron su vida para luchar por sus derechos”.

El discurso de S. E. Obiang Nguema Mbasogo, de marcado corte africanista, recordó que el continente debía seguir vigilante en todo momento, ante los distintos tipos de intentos colonialistas con nuevos formatos:

-“El pleno disfrute de los derechos y libertades que hemos alcanzado sigue siendo conculcado por los mismos que, en el pasado, han humillado, explotado y pisoteado a los africanos y los descendientes de África. Aunque han transcurrido varios siglos, no han desaparecido la mentalidad y las apetencias de quienes han establecido y protagonizado el sistema abominable de explotación de unos pueblos por otros. De aquí, que los montajes, maquinaciones y estrategias -que hoy se pretenden utilizar bajo formas sutiles como la globalización, los sistemas democráticos importados y los mecanismos transnacionales, para explotar nuestros recursos- deben encontrar por nuestra parte una respuesta contundente y colectiva”.

Además, S. E Obiang Nguema Mbasogo también afirmó que “todas estas maniobras atentan deliberadamente a los derechos y la dignidad de nuestros pueblos y ponen en riesgo la paz y la estabilidad”; y de nuevo, el Jefe del Estado volvió a repetir que “hoy Europa habla de bienes mal adquiridos, pero yo creo que no es África a la que se debe acusar: ellos fueron los que adquirieron mal los bienes de África”.

-“Por supuesto, África, que ayer fue vilmente despreciada, ha iniciado la era de su renacimiento y sin duda alguna se ha convertido en el continente del presente, del futuro y, naturalmente, la esperanza para la supervivencia y el desarrollo de la humanidad, por el enorme potencial que representan sus incalculables y variados recursos, los cuales, obviamente, alimentan la codicia de unos y otros”, manifestó el Presidente Obiang.

En otro momento de su alocución proclamó que “ha llegado el momento de que ni África, ni su diáspora, se dejen llevar por la inercia de los dictados, las imposiciones y los intereses ajenos a los derechos y las aspiraciones de nuestros pueblos. Tenemos un compromiso histórico que debemos llevar a cabo colectivamente; debemos transmitir el legado de valores de nuestros antepasados y líderes, de las generaciones pasadas y presentes, de nuestros pueblos, como un testimonio de nuestra identidad”.

Reportaje: Inés Ortega.
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial.

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).