COVID-19 Iniciativa de suspensión de la deuda durante la pandemia Varios jefes de Estado y de Gobierno, Naciones Unidas y jefes de instituciones financieras multilaterales de desarrollo pidieron este lunes día 29 de marzo, la expansión de la Iniciativa de Suspensión del Servicio de la Deuda, en virtud de la cual los países de bajos ingresos han suspendido el pago de la deuda durante la pandemia Covid-19.

30/03/2021

La iniciativa debe ampliarse más allá de los países de bajos ingresos y su vencimiento actual debe extenderse para ofrecer un espacio fiscal muy necesario, instaron los panelistas en una discusión sobre la arquitectura y liquidez de la deuda internacional. La reunión también pidió que los derechos especiales de giro se reasignen a los países más pobres.

El Primer Ministro, Justin Trudeau, de Canadá, el Primer Ministro, Andrew Holness, de Jamaica y el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, convocaron la reunión virtual con el lema “”financiamiento para el desarrollo en la era de Covid-19 y más allá”.

El presidente del Grupo del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi A. Adesina, participó en una mesa redonda con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el presidente del Banco Mundial, David Malpass; el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría; el Director General de la Organización Mundial del Comercio, Ngozi Okonjo-Iweala; y el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Mauricio Claver-Carone.

El sobreendeudamiento está poniendo en riesgo el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, dijo Guterres. Elogió los esfuerzos en curso para ampliar el alivio de la deuda y mejorar el acceso a derechos especiales de giro, pero instó a que se hicieran más: “Pido medidas más audaces y ambiciosas. Un nuevo mecanismo de deuda podría proporcionar un menú de opciones, incluidos canjes, recompras y cancelaciones de deuda”, dijo. “Este es también el momento de abordar las debilidades de larga data en la arquitectura de la deuda”, agregó.

La recuperación económica requeriría un enfoque integral para aumentar el espacio fiscal para las naciones pobres, señaló Georgieva. Esto debe incluir "medidas que incluyan la recaudación de ingresos, la eficiencia del gasto, el entorno empresarial, así como un apoyo internacional muy sustancial, subvenciones y préstamos en condiciones favorables".

También añadió que el FMI había discutido una propuesta para asignar 650 mil millones de dólares adicionales en derechos especiales de giro, permitiendo a los países miembros con sólidos fundamentos económicos desviar reservas a países vulnerables y de bajos ingresos.

Akinwumi A. Adesina dijo que la recuperación económica de África dependería de asegurar un acceso equitativo a las vacunas y desarrollar soluciones para el sobreendeudamiento: "África necesita alivio de la deuda, reestructuración de la deuda y sostenibilidad de la deuda", y señaló que en ausencia de reasignaciones, los países de bajos ingresos recibirían solo alrededor del 3,2% de los derechos especiales de giro.

El presidente del Grupo del Banco pidió la formación de un mecanismo de estabilidad financiera africano, inspirado en el Mecanismo de Estabilidad Europeo, para proporcionar apoyo de emergencia garantizado de forma conjunta. "El mecanismo proporcionará una red de seguridad fiscal muy necesaria para las economías africanas y ayudará a evitar los efectos secundarios regionales de los países que caen en la falta de liquidez y la insolvencia".

Texto: Anatalon Okue
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).