África La digitalización impulsará un nuevo ciclo de crecimiento en África después de COVID-19 Un informe del Africa’s Development Dynamics ( AfDD), lanzado desde la sede de la Unión Africana en Addis Abeba, Etiopía, señala que la respuesta a la crisis de COVID-19 impulsa la transformación digital de África para superar la pandemia y crear empleos más productivos, según la edición 2021.

26/01/2021

La pandemia de COVID-19 es el golpe más duro para las economías africanas en 25 años. El producto interno bruto (PIB) ha disminuido en 41 países en 2020, en comparación con 11 países en 2009, cuando golpeó la crisis financiera mundial. Sin embargo, los gobiernos de África se enfrentan a la crisis actual con menos recursos financieros que entonces.

Durante 2010-2018, los ingresos internos per cápita disminuyeron en un 18% y los flujos financieros externos per cápita en un 5%. La relación entre impuestos y PIB ya se había estancado en el 16,5% entre 2014 y 2018 en 30 países africanos, a pesar de las importantes reformas fiscales. Los ingresos públicos deberían contraerse aún más, aproximadamente un 10% en al menos 22 países africanos entre 2019 y 2020. El ahorro nacional total podría caer en un 18%, las remesas en un 25% y la inversión extranjera directa en un 40%.

El informe dice que el sector digital en auge de África ofrece una oportunidad para que los gobiernos ayuden a poner en marcha un nuevo ciclo de crecimiento tras la crisis de COVID-19. Al fomentar la difusión de las tecnologías digitales, los datos y la interconexión a todos los sectores, comenzando por la salud, los países africanos pueden acelerar la transformación económica y la creación de empleos productivos, en línea con las aspiraciones de la Agenda 2063 de la Unión Africana.

En sólo diez años, la capacidad total de ancho de banda entrante de Internet internacional de África aumentó en más de 50 veces; la red operativa de fibra óptica se amplió casi cuatro veces; las suscripciones a celulares móviles se duplicaron con creces; y aproximadamente el 58% de la población vive ahora en áreas cubiertas por redes 4G.

África tiene más de 480 millones de cuentas de dinero móvil, más que todas las demás regiones en desarrollo juntas. Más de 500 empresas africanas ofrecen innovación basada en la tecnología en servicios financieros (fintech). La valoración de algunas start-ups africanas supera los mil millones de dólares. Más de 640 centros tecnológicos están activos en todo el continente.

Sin embargo, más allá del desarrollo de la infraestructura digital, la mayoría de las historias de éxito digital siguen siendo excepcionales. Las innovaciones apenas llegan a la economía real y crean muy pocos puestos de trabajo. Solo el 26% de los habitantes de zonas rurales utilizan Internet con regularidad, en comparación con el 47% de los habitantes de zonas urbanas. En 37 países africanos, más del 50% de la población no puede permitirse 1 GB de datos al mes. Solo el 31% de todas las empresas africanas tienen su propio sitio web.

El informe recomienda cuatro acciones de política para que los gobiernos aceleren la transformación digital y la creación de empleo en todos los sectores económicos: promover la difusión de la innovación digital más allá de las grandes ciudades; invertir en el desarrollo de las competencias laborales de África y brindar protección social a los iWorkers informales; eliminar las barreras que impiden que las empresas más pequeñas compitan y crezcan en la era digital; y actualizar la normativa y armonizarla a nivel regional y continental.

Actualmente, solo 28 países de África cuentan con legislación sobre protección de datos personales, mientras que 11 han adoptado leyes sustantivas sobre el delito cibernético.

Texto: Anatalon Okue
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).