África Bancos regionales de desarrollo discuten los desafíos comunes y las oportunidades después del COVID-19 Los representantes de cuatro bancos regionales de desarrollo (BDR) que se reunieron virtualmente el día 9 de diciembre reafirmaron su compromiso de trabajar juntos para reconstruir mejor tras la pandemia de COVID-19.

10/12/2020

La reunión fue organizada por el presidente del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, junto a Odile Renaud-Basso, nueva presidenta del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD); Masatsugu Asakwa, presidente del Banco Asiático de Desarrollo (BAD) y Mauricio Claver Carone, nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante la conversación de una hora, los jefes de la RDB discutieron áreas clave para la cooperación mutua y para impulsar las economías de sus regiones después del COVID-19. Estos incluyeron deuda, financiamiento de la resiliencia climática, la importancia de una infraestructura resiliente, infraestructura de salud y acceso y distribución de vacunas COVID-19.

Para mitigar los impactos socioeconómicos del nuevo coronavirus y ayudar a los países miembros, Adesina dijo que hasta ahora los bancos regionales de desarrollo habían desembolsado colectivamente alrededor de 230 mil millones de dólares, pero insistió en que debían trabajar aún más de cerca, ya que el mundo experimentó una segunda ola de virus, y dada la crisis de la deuda que se avecina.

Adesina describió la conversación como una oportunidad para compartir lecciones en particular de la pandemia actual, el clima, lo que estamos haciendo, el entorno laboral y la atracción de inversiones para el sector privado.

En Europa, el apoyo a la liquidez y la reestructuración de la deuda fueron áreas clave de preocupación para esa región, según el director del BERD. En Asia, un mayor acceso a la salud, la educación y un programa de acceso, distribución y protección social de la vacuna COVID-19 fueron áreas prioritarias clave, mientras que en América Latina, donde la pandemia ha golpeado con especial dureza, los problemas climáticos, la deuda y la creación de empleo con un énfasis en la digitalización, se encuentran entre las principales áreas de preocupación.

Subrayando la similitud del impacto de COVID-19, Adesina también señaló que África tenía la difícil situación adicional de una enorme pérdida de empleos en el sector informal y un déficit en la atención médica.

Al final de la reunión, Adesina anunció que el BERD asumiría la presidencia del grupo.

Texto: Anatolon Okue
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).