Gobierno Elecciones Legislativas en la República Bolivariana de Venezuela Este domingo 6 de diciembre de 2020, la República Bolivariana de Venezuela celebra Elecciones Legislativas, para la renovación del Parlamento venezolano, organizado por el Poder Electoral, a través del Consejo Nacional Electoral (CNE)venezolano.

07/12/2020

Tras la convocatoria a elecciones parlamentarias anunciada el pasado 1 de julio de 2020, Venezuela está lista para celebrar dichos comicios legislativos, en los cuales alrededor de 20 millones 733 mil 941 electores acudirán a las urnas para escoger a los 277 representantes que ocuparán un escaño como Diputados de la Asamblea Nacional (AN) para el próximo periodo Constitucional Parlamentario, comprendido desde el 05 de enero de 2021 hasta el 4 de enero de 2026. Para la ocasión, se tiene previsto la apertura de 14.221 centros electorales – a nivel nacional- y más de 30.000 mesas electorales.

Para estos comicios legislativos se han presentado 107 partidos y organizaciones con fines políticos, los cuales incluyen: 30 organizaciones de carácter nacional; 53 de carácter regional; 6 organizaciones indígenas nacionales y 18 organizaciones indígenas regionales.

Asimismo, se mantienen las 87 circunscripciones electorales vigentes en los últimos comicios parlamentarios, celebrados en 2015. De ese total, 53 circunscripciones son uninominales, lo que representa un 60,92%, y 34 plurinominales, lo que constituye el 39,08%. También se aplica el mismo mecanismo adoptado hace 05 años sobre la paridad y alternabilidad de género, que contempla la postulación de 50% de candidaturas por cada género. Cabe destacar que el 09 de diciembre, los pueblos indígenas (más de 4 mil comunidades) escogerán a sus 3 representantes, de acuerdo con sus tradiciones.

Simultáneamente, se ha desarrollado la campaña electoral, la cual inició el pasado 3 de noviembre y finalizó el pasado 3 de diciembre del año en curso.

En este contexto, se han celebrado dos simulacros electorales, realizados los días 25 de octubre y 15 de noviembre de 2020, mediante los cuales el órgano electoral pone a prueba el correcto funcionamiento de todos los componentes del sistema electoral, al tiempo que la ciudadanía con su participación se familiariza con el esquema de votación y de bioseguridad que regirá en las elecciones, las cuales se realizan en condiciones excepcionales, por el contexto de la pandemia del COVID-19 y el bloqueo económico y financiero que enfrenta el país. En total, se desarrollan 16 procesos de auditoría para cumplir con los parámetros de transparencia e imparcialidad, contemplados en el marco legal venezolano.

Una de las principales novedades presentadas por el CNE para las parlamentarias 2020 es la nueva solución tecnológica electoral. La nueva máquina de votación EC21 está a la vanguardia tecnológica. Fue diseñada en Venezuela, por técnicos venezolanos, con la experiencia acumulada en el Poder Electoral durante 20 años, en los que se ha construido una base de datos de conocimientos que permite la constante actualización y evolución del sistema electoral a la par de la tecnología, para seguir garantizando al país elecciones transparentes, seguras y confiables.

La EC21 fue sometida a pruebas técnicas y científicas rigurosas, de protocolos establecidos por más de 60 técnicos, hasta lograr una solución robusta, moderna y auditable en cada uno de sus componentes para blindar el voto. Está integrada al dispositivo de Autenticación Integral (SAI) por lo que se cumple el principio de un elector, un voto. Por tanto, garantiza la seguridad e integridad en el resguardo de la información (el secreto del voto), la autenticación biométrica, proceso de escrutinio automatizado, transmisión de resultados de forma segura, software auditable en cada uno de los módulos que lo conforman y la cadena de confianza a las organizaciones con fines políticos, que participan en cada auditoría.

Otra de las particularidades de este proceso electoral, en el contexto de la pandemia, es el protocolo de bioseguridad establecido en normas y reglamentos específicos, con el objetivo de evitar el contagio por COVID-19 y garantizar, junto al derecho voto, el derecho a la salud.

Se exige, entre otras medidas biosanitarias, el distanciamiento social, la provisión de gel y alcohol para desinfectar las manos y el uso obligatorio de tapabocas. El CNE ha nombrado además un coordinador de bioseguridad por cada centro electoral.

A estos fines también contribuye la máquina EC21, al reducir los tiempos de votación por debajo de 20 segundos, y la reingeniería del recorrido en la mesa de votación, que procuran que cada persona vote en el mínimo tiempo posible.

Igualmente, en el marco del Plan de Bioseguridad, se diseñó un novedoso mecanismo de transmisión online para las auditorías técnicas, a fin de garantizar la mayor participación de expertos internacionales y observadores nacionales por esa vía. Esto debido a que, en todos los casos, los expertos de los partidos políticos, deben estar de forma presencial en cada auditoría y el distanciamiento social impone limitaciones en cuanto al espacio físico.

En las auditorías realizadas hasta la fecha, han participado veedores internacionales como los miembros del Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica (CEELA), que además constituyó una misión electoral que ya ha visitado el país en dos ocasiones, ha realizado más de 20 reuniones con representantes de partidos políticos y presentó un informe previo a las elecciones parlamentarias.

Los representantes del CEELA han destacado que existe gran confianza y aceptación hacia la máquina de votación y la autoridad electoral, tanto por parte de la oposición como de las organizaciones afines al gobierno. Asimismo, celebraron que todas las fuerzas políticas reconozcan la transparencia del sistema electoral.

Para estos comicios legislativos, Venezuela contará con la presencia de más de 300 expertos electorales provenientes de 34 países de África, Asia, Europa, América Latina y El Caribe. Asimismo, se tiene previsto la participación de alrededor de 1.500 observadores nacionales.

Entre las instituciones venezolanas que acompañan en la organización de estos comicios al Consejo Nacional Electoral (CNE) participan el Tribunal Supremo de Justica (TSJ), a través del establecimiento de 1.250 tribunales para el seguimiento del proceso electoral, en conjunto con el Ministerio Público, el cual dispondrá de 1.104 funcionarios que se encargaran de velar por el cumplimiento del derecho al voto, desglosados de la siguiente manera: 24 fiscales superiores, 30 fiscales con competencia nacional, 150 funcionarios de la Sala Situacional y 900 fiscales regionales. A su vez, la Defensoría del Pueblo venezolana desplegará 450 funcionarios a nivel nacional.

En materia de seguridad, el pasado 15 de noviembre comenzó el despliegue para transportar el material electoral hacia todos los rincones del territorio nacional, bajo la custodia de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), que en más de 60 años de tradición democrática venezolana subordina sus capacidades logísticas y de aseguramiento a las órdenes de las autoridades electorales, y que este año alcanza un número superior a los 250.000 efectivos, desplegados a nivel nacional.

Envío: Clemente Ela Ondo Onguene (DGPEPWIG)
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).