Gente GE Guinea Ecuatorial y la conciencia histórica Cándido Ondo Nchama, de la Revista Panáfrica, firma el artículo que reproducimos a continuación.

08/09/2020

-“Guinea Ecuatorial y la conciencia histórica

Escasas querencias hay en mi entorno natural que logren entusiasmarme en cantidad, y calar los entresijos más íntimos de mi espíritu, como aquella de la que presumo de tener la más grande honra, por saberme acreedor de la genuina esencia ecuatoguineana cuya sangre ilustre y noble corre por mis venas. Es una percepción de tal manera incontestable y radical que, por su naturaleza personal e intransferible a todos los efectos, en mí imprime carácter como no pudiera serlo de otro modo. Sin acritud ninguna hacia nada ni nadie y sólo yo y mis circunstancias, dudo que exista honor alguno con mayor alcance que pudiera merecer todo real patriota que se precie. ¡Prestigio grandioso!, estoy seguro, que ni por todo el patrimonio del mundo mundial jamás llegara a renunciar a él, aún si tuviera que vivir cientos de años entre las peripecias infinitamente más perversas.

Vientos huracanados en forma de agarradas doctrinarias, un tanto cargantes y perturbadoras por su marcada intransigencia, son a menudo aupados por integrantes de grupos de presión social, quienes justifican sus acciones con el silogismo de liberar a los ecuatoguineanos de sólo Dios sabe qué “yugo dictatorial”. Contemplado en la distancia el desaguisado, escenografía funesta que produce vergüenza ajena, pudiera pensarse que el resto de los ecuatoguineanos, quienes por cierto llevan una vida sin sobresaltos dentro de la más estricta normalidad en el país, no son sino una comuna de gregarios lerdos sin criterios propios, y siempre a la espera de una panacea foránea que les saque las castañas del fuego remediándoles el entuerto. ¡A buenas horas mangas verdes!

Si en esto consiste en entarimado sobre el que se sostiene su argumentario político, por cierto, pródigo en contradicciones e incoherencias, bueno es que desde ya mismo se vayan desengañando, pues con semejante talante un tanto deficiente en transparencia, ellos adolecen de legitimidad para representar a la voluntad mayoritaria de la ciudadanía ecuatoguineana, la cual sólo aspira a vivir en un clima de paz y respeto mutuo, factores ineludibles para el desarrollo socioeconómico real y sostenible de los Pueblos.

A fecha de 2020, en Guinea Ecuatorial no existe vacío de Poder alguno, y la ciudadanía en su conjunto se encuentra debidamente protegida ante cualquier adversidad, por parte de las instituciones responsables de la administración de la Res Publica.

Fue monumental la eclosión de aquellas primaveras árabes, que luego acabarían convirtiéndose en gélidos inviernos llenos de sangre y devastación. En sus prolegómenos, sin embargo, a bombos y platillos muchos auguraban los brotes verdes que surgirían de ellas pero que al final no resultaron ser tales. Como resultado de esa experiencia, a marchas forzadas los africanos nos hemos percatado de muchas cosas, entre ellas, que los experimentos había que hacerlos siempre en casa y con casera, evidentemente. Pues aquellos levantamientos multitudinarios a los que prometían cambios profundos, esperanza, democracia y prosperidad, demasiado tarde se darían cuenta de que sus pueblos arruinados habían quedado peor que estaban, tal que la Libia del “dictador” y “sátrapa” Muammar El-Kaddafi, por ejemplo.

Se hace harto difícil pasar por alto las sevicias dialécticas del tal Amancio Alicante León alias Tutu Alicante, especie de gárrulo de feria que se cree un mirlo blanco. Sus insidiosas insinuaciones respecto de Guinea Ecuatorial y sus instituciones son un insulto a la inteligencia cuando no constitutivas de delito contra la integridad y el prestigio de un Estado soberano y su entera ciudadanía.

De tarde en tarde, este sujeto nos tiene acostumbrados con una serie de sandeces impropias de alguien medianamente cultivado. Esta vez, se trata del turno de Guinea Ecuatorial para hacerse cargo de la Presidencia en Ejercicio de UA en 2011. En relación al mismo, afirma Tutu Alicante: “El Presidente Teodoro Obiang Nguema Mbasogo hizo que le nombraran presidente de la Unión Africana, gracias a un cabildeo que costó no menos de diez millones de dólares USA”.

Tutu Alicante debería procurarse un mínimo de respeto y consideración hacia la Unión Africana (UA), organización supranacional de ámbito africano, creada en 2001 y compuesta por 55 Estados soberanos, cuyo fin es incrementar la integración económica y política y a reforzar la cooperación entre sus Estados Miembros, y con sede en Addis Abeba, Etiopía.

Tutu Alicante es un trolero sin credibilidad alguna, que vive del cuento inventándose historietas sin base ni fundamento; y con tal de hacerse con un puñado de dólares, es capaz de engañar a sus propios mentores con aseveraciones tan ridículas como la siguiente:“La covid-19 está haciendo estragos y el Gobierno ha sido incapaz de gestionar la crisis. Nadie sabe dónde ha ido a parar el dinero que ha recibido Guinea Ecuatorial de países como China y Turquía”.

Puede que,a estas alturas, Tutu Alicante nos deba una explicación en torno ala relación existente entre EG Justice, la ONG de la que él es director ejecutivo y cuya financiación a día de hoy sigue siendo opaca, y la Open Society Foundations, antes conocida como la Open Society Institute, que es una red internacional fundada por George Soros, y de quien EG Justice recibe “apoyo financiero”, supuestamente.

Si las cosas son lo que parecen, hasta es posible deducir que los verdaderos motivos de Tutu Alicante al presentarse como incansable defensor de los derechos humanos en Guinea Ecuatorial no sean propiamente tales, sino más bien otros distintos cuyos intereses subrepticios y espurios queden aún por descubrirse. ¡Seguimos a la espera!”.

Texto: Cándido Ondo Nchama
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).