Noticias Presente y Futuro: Embajada de EE.UU. en Guinea Ecuatorial Artículo firmado por Susan Stevenson, Embajadora de EE.UU. en Guinea Ecuatorial, cuyo contenido íntegro reproducimos a continuación.

16/04/2020

-“Mientras Guinea Ecuatorial se enfrenta a la pandemia de COVID-19, la Embajada de los Estados Unidos en Malabo se enorgullece de las contribuciones de la comunidad empresarial estadounidense en el sector de la salud del país. Si bien el gobierno de los Estados Unidos ha comprometido casi $ 500 millones en asistencia COVID-19 desde el comienzo del brote, la gente de Guinea Ecuatorial se está beneficiando a largo plazo de las inversiones de las compañías estadounidenses como Mobil Equatorial Guinea Inc. (MEGI), Marathon Oil, Atlantic Empresa de Producción de Metanol y Noble Energy, entre otras. 

El laboratorio reconocido por la Organización Mundial de la Salud en Guinea Ecuatorial es el moderno Centro de Investigación de Baney, financiado a través de la asociación público-privada del Ministerio de Minas e Hidrocarburos  junto con Marathon Oil, Noble Energy, Atlantic Methanol Production Company, Sanaria Inc., Medical Care Development International y Swiss Tropical, que son parte del programa de erradicación de la malaria.

Este programa se expandió al continente en 2007, donde la prevalencia era del 40% de la población. Gracias al intenso alcance comunitario y las medidas ambientales, las tasas de malaria en la isla de Bioko han caído en un 11%, por lo que es un entorno ideal para probar la vacuna. Este trabajo comenzó en 2012, y se suponía que los ensayos de Fase III comenzarían este año, utilizando el Centro de Investigación de Baney, dirigido por Medical Care Development International (MCDI), una organización no gubernamental estadounidense. El Dr. Carlos Cortes Falla, director de MCDI en Guinea Ecuatorial, dijo que el objetivo final del Centro era convertirse en un instituto nacional de salud pública y un hospital modelo del distrito. El Programa de Eliminación de la Malaria en la Isla Bioko (BIMEP) recibió el Premio al Impacto de la Asociación Público-Privada (P3) del Departamento de Estado de los EE. UU., la Universidad de Virginia y la ONG Concordia en la Cumbre de Concordia 2019.

La transición del Centro de Investigación de Baney a un instituto nacional de salud pública ocurrió antes de lo esperado con el brote de COVID-19. El personal de científicos expertos, el Ministerio y el MCDI pudieron convertir el laboratorio en el centro de pruebas COVID-19, e incluso, ayudando a las islas vecinas de Santo Tomé y Príncipe. El Ministerio ha aumentado las pruebas de 20-30 muestras por día, a más de 100 y está buscando acelerar aún más esta cantidad porque saber dónde se produce la infección es crucial para combatirla.

En el otoño pasado, el Centro de Investigación de Baney recibió a una delegación de la Universidad de California en San Francisco, incluyendo al ex Coordinador Mundial del SIDA de los EE. UU., Dr. Eric Goosby, para asociarse con el Ministerio en la validación de su plan nacional de salud, estableciendo indicadores básicos de servicios médicos, abordar las enfermedades transmisibles y no transmisibles, reforzar el liderazgo y la buena gobernanza sanitaria, y al mismo tiempo, estableciendo una colaboración investigativa. En ese momento, ¡no sabíamos cuán pronto sería tal útil asociación! La Embajada de los Estados Unidos en Malabo también coordinó que la oficina del Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) en Yaundé, Camerún, hablara con el Ministerio de Salud y Bienestar Social, a principios de marzo, sobre su plan COVID-19, señalando la importancia de los centros de salud distritales y provinciales para la detección temprana y seguimiento de posibles transmisiones.

Muchos de los profesionales médicos, en esos centros regionales, han sido capacitados por el programa de enfermería FUNDEN. Este programa consiste en un curso de dos años en el Hospital Público de Bata que proporciona capacidad técnica y certificación en enfermería. El programa está patrocinado por el Ministerio de Salud, Marathon Oil y la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial (UNGE) para desarrollar profesionales integrales, donde ya más de 300 técnicos han obtenido certificaciones.

Además, el Hospital Público de Bata, MDCI, con el apoyo de Noble Energy, han capacitado a más de 40 médicos, parteras y enfermeras ecuatoguineanas, en la detección del cáncer de cuello uterino para realizar campañas móviles que llegan a las zonas rurales del país. Si bien la incidencia de cáncer cervical no es alta, las tasas de infección por el virus del papiloma humano (VPH) sí lo son. Si se detecta temprano, las células cancerosas precancerosas se pueden eliminar en la clínica, evitando la necesidad de tratamiento en el extranjero. Tal alcance ayuda a mantener saludable a la población, lo que será importante durante la pandemia de COVID-19.

La economía de Guinea Ecuatorial, como la de los países de todo el mundo, se ha visto afectada por COVID-19, como también las restricciones de viaje. A principios de 2020, el Gobierno de la República de Guinea Ecuatorial introdujo una visa de turista para incrementar el número de visitantes. Cuando los aeropuertos vuelvan a abrir y el mundo piense en viajar nuevamente, la rica biodiversidad del país será una atracción muy importante. MEGI y Noble Energy continúan apoyando el Programa de Protección de Biodiversidad de Bioko, en asociación con la Universidad de Drexel y la Universidad Nacional de Guinea Ecuatorial en mantener la Isla de Bioko como un punto de biodiversidad y hábitat para siete especies de monos en peligro de extinción y cuatro especies de tortugas marinas. MEGI también ha invertido en programas para mejorar la educación y la salud, proporcionando fuentes confiables de agua potable y apoyando obras para mejorar la infraestructura. 

Todas estas compañías estadounidenses, Kosmos Energy, Trident, EGLNG y Atlantic Methanol, están reenfocando al menos $ 1 millón de sus programas de responsabilidad social corporativa para apoyar las necesidades del Ministerio de Salud con el fin de combatir COVID-19. La Embajada de los Estados Unidos también está reprogramando fondos asignados al Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas para mitigar el brote de COVID-19. El Departamento de Defensa de los EE. UU./Comando África (ARICOM) donará $ 15.000 a la Cruz Roja local para estaciones portátiles de lavado de manos.

En todo el mundo, el Departamento de Estado de los EE. UU., los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) están trabajando juntos apoyando los sistemas de salud, la asistencia humanitaria y los esfuerzos económicos, de seguridad y de estabilización a nivel mundial, con los $ 2.7 mil millones en fondos de emergencia. Estados Unidos es el financiador más grande de la Organización Mundial de la Salud desde su fundación en 1948, y ha donado más de $ 400 millones a la misma institución en el 2019, casi el doble de la segunda contribución más grande y más que los tres principales contribuyentes combinados.

Al enfrentar este desafío de salud pública sin precedentes, los sectores públicos y privados de los Estados Unidos están aquí para ayudar. Todos desempeñarán un papel importante en la prevención del brote.

Embajadora Susan Stevenson

Embajada de EE.UU en Guinea Ecuatorial

Abril 15 2020”.

Dirección General de la Página Web Institucional (DGPWIGE)
Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial

Aviso: La reproducción total o parcial de este artículo o de las imágenes que lo acompañen debe hacerse, siempre y en todo lugar, con la mención de la fuente de origen de la misma (Oficina de Información y Prensa de Guinea Ecuatorial).