Presidencia Jura de Bandera de la Primera Promoción de la Unidad Especial de la Policía Nacional El Presidente de la República hizo alusión a la necesidad de que los militares ecuatoguineanos no repitieran errores del pasado.

10/10/2009
126 nuevos agentes pertenecientes a la Primera Promoción de la Unidad Especial de la Policía Nacional juraron bandera en un solemne acto que se celebró en la Ciudad de Bata, como parte del programa conmemorativo del 41º Aniversario de los Festejos del 12 de Octubre. 
El Presidente de la República, Obiang Nguema Mbasogo, acompañado por el Primer Ministro, Ignacio Milam Tang y otras autoridades, presenciaron esta ceremonia militar con la que se inicia la andadura de este grupo militar de intervención rápida.
Durante su amplio discurso, el Presidente ecuatoguineano se centro sobre todo en la necesidad de que los jóvenes militares del país no cayesen en los mismos errores que se había cometido en el pasado, y respetasen prioritariamente las necesidades de defender a su País, al igual que la de respetar los derechos humanos.
“Quiero invitar a los nuevos componentes de esta unidad, así como a los demás militares, a realizar un recordatorio de un pasado que fue triste, que fue un pasado de sacrificio para todos nosotros. Y no hablo tan sólo de la fase anterior a la independencia, sino también de los años posteriores, cuando algunos militares violaban frontalmente la libertad de nuestro pueblo, imponiendo un régimen de terror. Hablo de las famosas “milicias juveniles” que cometieron abusas de todo tipo contra el pueblo, y muchos de cuyos pertenecientes quedaron sin castigo. Por eso, los militares de hoy deben recordar que jamás se debe volver a incurrir en los mismos hechos, y que deben recordar siempre la importancia de cuidar ante todo los derechos humanos y mantener su honor ante todas las cosas”.
El Presidente recordó asimismo que el Gobierno actual estaba inculcando una nueva moral patriótica y nacionalista de amar a la patria, y justificó el reforzamiento del ejército por los ataques recibidos en el País, como fue el asalto al Palacio Presidencial del pasado 17 de febrero por parte de atacantes pertenecientes al Movimiento de Emancipación del Delta del Níger.
“Hoy en día Guinea Ecuatorial es un gran Estado admirado y respetado por todos, pero sus recursos también provocan la envidia en algunos. Por ello Guinea Ecuatorial debe saber defenderse adecuadamente de todos aquellos ataques y provocaciones de quienes desean desestabilizar nuestro país".