INFRAESTRUCTURAS

El espectacular crecimiento económico experimentado por la República de Guinea Ecuatorial en los últimos años, gracias principalmente a la producción de petróleo, ha permitido, entre otros aspectos, la creación de unas infraestructuras únicas en todo África. 

El objetivo principal del Gobierno a la hora de llevar esta titánica obra de reconstrucción es dotar al país de las herramientas necesarias para diversificar la economía y permitir que, en un futuro, no se dependa exclusivamente del petróleo. Para ello, en la actualidad, el Gobierno mantiene más de 800 proyectos diversificados de construcción permitirán, entre otras cosas, fomentar el turismo en el país.

La creación de carreteras, aeropuertos, puertos marítimos, instalaciones de agua y luz, etc. no sólo resultan básicos para mejorar la vida de la población, sino también para garantizar la llegada de visitantes.

Comunicaciones de futuro

Posiblemente en la actualidad, Guinea Ecuatorial es el estado africano con las mejores infraestructuras viarias en el conjunto de su territorio. Las nuevas y modernas carreteras comunican entre sí a las ciudades más importantes y se internan entre los pueblos más recónditos. Para ello, también se han levantado gigantescos y modernos puentes como el de la ruta Ela Nguema-Riaba, en la parte este de la isla de Bioko y el del río Timbabe. En la actualidad, se construye la autovía Bata-Río Mbini, que partirá de la capital continental y culminará en la costa, e incluirá el puente más largo y de mayor altura de toda África subsahariana. Por otra parte, también está prevista una variante de 27 kilómetros que desdoblará la vía desde Bata.
 
Las ampliaciones de los aeropuertos de Malabo y Bata formaron ya hace años parte de los objetivos prioritarios del Gobierno, aunque serán dotados con nueva superficie y mayor tecnología. Por otra parte, en el centro de la zona continental se construye el nuevo aeropuerto de Mongomeyen, que acercará el tráfico aéreo a las poblaciones más alejadas de la costa, como Mongomo o Evinayong, entre otras.
 
Los puertos del país también están siendo renovados en profundidad, especialmente ahora que el transporte de petróleo, de maquinarias pesadas y de otras mercancías requiere una superficie mucho mayor. El puerto de Malabo, a punto de finalizarse, será el primer gran puerto de aguas profundas de esa zona y un punto de comunicación estratégico y de primer orden en el comercio del futuro entre África, Sudamérica, el Magreb y Europa.
 
Ciudades a estrenar

El perfil de las ciudades también va cambiado día a día en este proceso gigante: entre los proyectos más destacables del sector inmobiliario se puede destacar, por ejemplo, la nueva ciudad de Malabo II, que ya acoge numerosos edificios administrativos, así como viviendas sociales. La zona de Buena Esperanza también está formada por docenas de casas unifamiliares con el mismo fin. Actualmente, hay proyectadas nuevas escuelas, centros de salud, además de transporte, comercios y centros de servicios para complementar la nueva ciudad.
 
En Bata, junto a los barrios de viviendas sociales o al magnífico Paseo Marítimo de varios kilómetros de longitud, y que sigue ampliándose hoy en día, hay que destacar el nuevo Hospital La Paz, que actualmente es uno de los centros clínicos más avanzados de todo África. En Evinayong, se acaban de inaugurar los asfaltados de las nuevas carreteras, las nuevas viviendas sociales, la reforma del Hospital Bonifacio Ondu Edu, la Catedral de San José, etc. En Malabo, además del renovado aspecto de las calles, destaca el enorme colegio público y el centro de potabilización de aguas. Y así en todo el país.
 
Agua y electricidad para todos

De todas formas, la mayor obra que se lleva a cabo en la actualidad en el territorio ecuatoguineano es la construcción de la gran central hidráulica que se construye en Djibloho, junto a la ciudad de Añisok, con capacidad para 120 megavatios de potencia, y que incluso permitirá distribuir la energía eléctrica en todo el ámbito nacional, y hasta exportarla a países como Gabón y Camerún.
 
El suministro completo de electricidad se complementará con el de agua corriente para toda la población cuando se finalicen las grandes construcciones que para ello se llevan a cabo en Malabo y Bata, así como las instalaciones tipo potabilizadoras, como la que ya funciona en Mongomo.
 
Preparados para los grandes acontecimientos

El impulso de Guinea Ecuatorial se consolidará con dos grandes acontecimientos que se celebrarán aquí: la cumbre de la Unión Africana en 2011 y la Copa de África. El Gobierno espera que ambos eventos permitan reflejar todos los avances del país. Para ello, también se están preparando los medios adecuados. Tanto Malabo como Bata cuentan ya con dos modernísimos y bien dotados estadios de fútbol. Pero además, otros muchos edificios, hoteles e infraestructuras se preparan para atender correctamente a los miles de visitantes que se esperan en ambos acontecimentos.
 
Cuidando el medio ambiente

Finalmente, la creación de tantas y tan enormes obras no podría haberse realizado sin la conveniente atención al medio ambiente. La preservación de los grandes bosques que forman el mayor tesoro de Guinea Ecuatorial ha sido otra de las grandes preocupaciones institucionales. Por eso, el Gobierno de Guinea Ecuatorial, junto con el PNUD y el Fondo Mundial para el Medio Ambiente, firmaron recientemente un proyecto para la gestión y protección de los suelos y bosques en el país. Más de 90.000 dólares estadounidenses se invertirán en la ejecución de este proyecto de Gestión Sostenible de Suelos y Bosques.